miércoles, 9 de junio de 2010

Tu y tus otras dos versiones

Aparte de enfermedades y trastornos que no vienen al caso y resumiendo, tenemos tres personalidades

  1. Quien tu crees ser.
  2. Quien eres realmente.
  3. Quien creen los demás que eres.
La diferencia entre ambos extremos nos indica la mayor o menor autoestima y confianza en nosotros mismos.

Es habitual ver a las personas que conocemos, actuar de diferentes modos según el entorno.
Con los compañeros de clase o trabajo son de una manera, con los amigos de otra y en casa de otra más, adaptando la personalidad al entorno.

Si no tenemos la necesidad de cambiar, creo que es un indicador de autoconfianza y equilibrio.

Personajes públicos que blanden la honradez como arma electoral y que posteriormente son culpados de delitos contra ella.
Otros que esgrimen la pureza sexual o religiosa y son encontrados en sórdidos asuntos contrapuestos a sus predicados

En realidad, todos sentimos y necesitaos las mismas cosas, solo la educación y los entornos crean las mayores diferencias.

Por eso, valores como la familia, la enseñanza debería ser cuidada protegida y universal, procurando así tener nexos de conexión entre diferentes entornos disminuyendo las posibilidades de crear diferencias monstruosas.

Durante la dictadura, manipularon la historia para crear héroes, próceres de la patria a personas que exterminaban y robaban.
Otros fueron amenazados, encarcelados o muertos por realizar descubrimientos contrarios a creencias políticas o religiosas. Aunque obligaron a Galileo a abjurar, sus teorías no fueron menos ciertas, ni creencia alguna hizo girar al Sol alrededor de la tierra.  «Eppur si muove»(Y sin embargo se mueve).

Los grandes conquistadores murieron, perdieron su imperio y seguirá pasando. Lo único que persiste son  los logros positivos tanto de personas individuales como de colectivos que trabajan para un bien común.

Se honrado contigo mismo.

¿Acaso te llena más de orgullo Adolf Hitler que Alexander Fleming?
Publicar un comentario