viernes, 16 de junio de 2017

Otros rumbos


Como cuando llegas a un cruce de caminos, te detienes un momento para orientarte.

Puede ser que todos los caminos lleven a Roma, pero supongo que hay caminos que se terminan o que no llevan a ninguna parte o que no llevan a donde quieres ir.

Más que un cambio de dirección, emprendo nuevas rutas con el oculto deseo de intentar llegar por otro camino aunque es más realista encontrar otros caminos de los que disfrutar del viaje.

Probaré otro tipo de relatos y de cómo contarlos, para buscar la sorpresa que se esconda allá donde me lleven.

Seguiré siendo partícipe de mis raíces que para bien o para mal, me sujetan a este mundo. Integraré lo nuevo aprendido y desecharé lo aprendido anteriormente lo que no supere una criba actual.

Seguiré pensando que el hombre tiene un futuro prometedor que nos convertirá en seres mejores si no nos destruimos antes, porque aún distamos mucho de serlo.

No puedo ser otro espectador silente, pero tampoco cargar con todo el pesar ni en mi ni en quienes tampoco deben ni pueden cargar con ello.

Así que a vivir, que es disfrutar y sufrir, espero que algo más equilibradamente.

jueves, 27 de abril de 2017

La falta de confiaza


Foto cedida por C.R.G.

La sociedad se mueve rápida y no da lugar a cosas básicas como pensar. A nuestro alrededor veremos carteles que dicen qué debemos comprar, beber, usar, votar...

La competitividad, el ¡bueno, bonito y barato!, ¡lo mejor de lo mejor!... normalmente nada cumple con las expectativas y la competitividad queda para los escalones más bajos de la sociedad, los cargos más destacados no son accesibles para la mayoría. Incluso en nuestra democracia no puedes elegir a cualquiera, tienes unas listas cerrada y unas personas en concreto y normalmente no cambia significativamente nuestras vidas gobierne quien gobierne.

¿Seré menos (poner cualquier adjetivo) que los demás?

Los currículums se deben hacer a la medida de lo que buscamos, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.
Las titulaciones valen más que los conocimientos en sí.
No todos servimos para todo, pero si todos servimos para algo mejor que otros. Todos somos útiles y necesarios.

El agricultor tiene un trabajo determinado que requiere especialización, a la mayoría se nos mueren las plantas de las macetas. Sin embargo, este esfuerzo se ve menospreciado y vende el total del producto a un precio de "mercado" que casualmente siempre es a la baja en el momento de la venta, como si el exceso de oferta por temporada tuviera relación con el esfuerzo o la calidad.
Los excesivos  intermediarios, añaden un valor muy superior al original y cuando llega a nuestras manos, el valor alcanza límites que dejan claro que beneficiarse del trabajo ajeno es más lucrativo que producir.

Con la cabeza gacha, seguimos trabajando bajo el látigo del miedo a perder el puesto Estamos infravalorados respecto al resto de los trabajadores europeos, pero no crean que nuestro rendimiento es menor. Somos trabajadores pertinaces, pero los mandos intermedios y los superiores de las empresas suelen ser responsables de la baja productividad, con sus malas decisiones, sus desvíos de capitales, su ingeniería económica y su menosprecio al activo más importante de una empresa, sus trabajadores.

Es posible que muchos empleados sean de baja cualificación. En algunos casos, los pactos con los sindicatos, vendidos, imponen esta calificación por los motivos de siempre.

Otras veces es por falta de titulaciones y ¿Quien es el responsable de la enseñanza?. De nuevo los cargos políticos se lavan las manos de sus responsabilidades, como si pudieran con ello eliminar una mancha que no les abandonará jamás. Suyos son el fracaso escolar, la pérdida de nivel educativo general y la imposición de menor cualificación que el resto de Europa.

Pero también hay trabajadores cualificados, infravalorados como a los demás, deben emigrar a otros países para ser reconocidos, los encontrarán en las mejores clínicas, universidades, en las agencias espaciales, en cadenas de comunicación... Los que sigan aquí los reconocerán por su mirada profunda y triste, preguntándose porqué...

Si, es cierto que muchos trabajadores tienen un bajo rendimiento, desidia... pero si te pagan menos que en casi cualquier otro país y te tratasen como se suele tratar al subordinado, puede que no se justifique, pero se entiende perfectamente.

domingo, 1 de enero de 2017

Año nuevo...



1 Enero 2017
Las calles estaban desiertas a primera hora. Los que tenemos perro y conciencia del compromiso que supone, sabemos que ellos no diferencian este de cualquier otro día.

Durante el paseo matutino pensaba en la diferencia entre ayer, 31 de diciembre y hoy. Los buenos deseos para este año, las posibilidades, los retos...
Esperamos que este año se cumplan las expectativas que no lo hicieron antes, que cambien las cosas, que cesen las guerras, que descienda el paro y que nuestros bolsillos tengan un respiro.

Durante el mes anterior, la televisión saturaba de viejas películas de cuentos de navidad para revivir el sueño de una realidad impuesta absurdamente falsa, entre publicidad de centros comerciales y productos que prometen la felicidad a cambio de unas monedas.

durante la celebración del fin de año, un hombre mata a 39 personas y deja 69 heridos, los conflictos no cesan y esperamos que alguien haga algo, impotentes -pensaba mientras esquivaba la ingente cantidad de desperdicios generada solo en la última noche.

Mientras tanto, el perro hacía lo que hacen los perros.  ¡Vivir el momento!

Se ocupa de sus cosas y no espera que nadie lo haga por el. Solo hace lo que puede y no se preocupa del resto. No es necesario si vives en armonía con el resto de la naturaleza.

Su cariño es absoluto y sincero, en una vida sencilla y una ley estándar igual para todos los animales excepto a los Humanos a los que se adaptan.

Cuando hablamos de "una vida de perros" ¿realmente somos conscientes de como es una vida humana?

Mientras volvíamos a casa, el nuevo año pasó a ser el nuevo día, las cosas más sencillas y puse mi humanidad en el mismo lugar que el resto de animales.

"Ojalá fuésemos civilizados como los animales"

Carpe díem.