lunes, 7 de junio de 2010

Dos caras

Seas fumador o no, fumar es pernicioso para la salud. Puede causar la muerte. Todos lo sabemos

El gobierno pretende ahora "endurecer" la política anti tabaquismo prohibiendo fumar en todos los locales públicos. También se baraja la opción de quitar el soporte de la seguridad social sobre los efectos de ese vicio al igual que a otras adicciones perniciosas.

¿Hasta cuando seguirá legalizando y controlando el tabaco el estado?

¿Vasta con una ley que exime impúdicamente de sus responsabilidades para acallar sus conciencias?

¿Cuantas vidas costará el tren de vida de los magnates del tabaco?
Publicar un comentario