lunes, 17 de mayo de 2010

Educación

La humanidad dispone de una larga trayectoria en la que la palabra civilización, representa  matar mas rápido y enriquecerse con el esfuerzo de los demás.

Por el contrario, el esfuerzo usado para sumar nuestras fuerzas de igual a igual es mínimo.

Hace un tiempo, mi esposa salía del metro en una hora punta. Unos cuantos escalones más arriba, una anciano perdió pie y cayó. No hubo gestos instintivos de ayuda para sujetarle, y asombrada, vio como la gente pasaba por encima de él para sortearlo, sin intentar ayudarle. Cuando llegó intentó levantarlo. pero el gentío que pasaba alrededor lo dificultaba. ¿Es que nadie va a ayudar?, preguntó incrédula. Nadie lo hizo.

Finalmente el hombre no sufrió daños físicos de importancia.



¿De que sirve conocer la naturaleza de la materia oscura o ir a Marte, si somos incapaces de ver lo más evidente?

Todo empieza por una educación adecuada, permitiendo transmitir de la manera mas eficiente, tanto los conocimientos adquiridos como el fomento de la buena voluntad para emplearlos.
Esta responsabilidad es de todos y cada uno de nosotros y exigible a cualquier gobierno.

Personalmente creo que esta educación básica debería ser universal, la misma para todo el mundo independientemente de cualquier credo, raza, sexo o cualquier otra absurda forma de diferenciación.

debería contener las ciencias, pero también deberíamos transmitir correctamente el sentido común.



Los avances que van en contra de nuestro entorno y salud ¿Que clase de avance es?
¿El ser humano es la cúspide de la escala de la evolución o un parásito para la naturaleza?

Un día el caído puedes ser tu.

¿Crees que una mejor educación podría ayudar a cambiar la sociedad?
Respóndete siendo sincer@ a estas preguntas

¿Habría ayudado al caído?
¿Debería haberle ayudado?
Publicar un comentario