martes, 10 de mayo de 2011

Sociedades

El hombre, desde sus inicios, a pesar de su egoísmo, ha necesitado de los demás. es por esto, es semigregario, puesto que la asociación con otras entidades suele buscarse para un objetivo común.

A diferencia de las hormigas o abejas que siguen un patrón absolutamente gregario, en la que la individualidad no es tan importante como la comunidad, o de tigres o leones con un comportamiento mucho mas individual, el hombre, con un comportamiento mas "complejo" se comporta entre los modos según las circunstancias o los intereses.

Supuestamente, el hombre se autoproclama ser superior y se diferencia del resto del reino animal, como animal racional, despreciando la capacidad de otros animales de aprender e interactuar con el hombre (simios, delfines...) o de sociedades estructuradas con una cohesión social envidiable, en el que sus seres protegen a demás de sus crías a las de las demás, como si fuesen propias.

Pensamos que la capacidad de construir es diferente y superior a la sociedad, por ejemplo, de las ballenas, mucho mas acondicionadas a un medio especifico, perdiendo la versatilidad del hombre, pero no por ello debemos dejar de ver que se comunican, que no se atacan entre si, y que poseen una estructura familiar excepcional.

Si hay algo que destaca en la historia, es la sucesión de las diferentes civilizaciones que someten y se expanden en una repetición sucesiva del mismo hecho (someter y extender) con un método único, (matar aislar controlar), eso si, mas efectivo cada vez, puesto que la tecnología puntera siempre está en el armamento de destrucción y no en usos social con otros fines.

La estructura social del hombre, no se organiza por capacidades, como una mejor genética o destreza sino por capas sociales en la que una minoría gobierna a la mayoría en una estructura social de difícil explicación y menos comprensión, en la que tiene que ver mas el individualismo y estructuras egoístas con un beneficio personal añadido al común.

También se suele poner al hombre en la cúspide de la escala alimenticia, aunque este sitio corresponda a los virus, con capacidad de exterminar la vida del hombre en el planeta en breves días, siendo este el peligro más factible.

La mayoría de los grandes logros de la humanidad han sido individuales o socialmente dirigidas por unos pocos como en la gran muralla china, las pirámides o la exploración espacial.

Somos la especie que más degradamos nuestro entorno, con un componente autodestructivo importante, despreciamos otras vidas y sociedades sin apercibirnos de las implicaciones que tienen nuestros actos sobre ello y sobre nosotros mismos


El ser humano tiene la capacidad de hacer cosas de modo diferente y en un bien común más alejado del egoísmo limitador, como sucede con la industria farmacéutica y la investigación, en cualquiera de sus vertientes, pero hasta el momento solo hay pequeñas e individuales muestras de ello.

En realidad, podríamos decir que el humano actual no es más que un homo sapiens sin culminar, lejos de las extraordinarias capacidades de la que es capaz.
Publicar un comentario