viernes, 29 de abril de 2011

Ideales perdidos: El Honor

Concepto ideológico de rancio abolengo, puesto en duda en su extremo ridículo en el  Quijote de Cervantes y degradado como un lastre a desechar en la civilización más contemporánea.

El honor es una cualidad moral vinculado al deber y a la virtud como a la gloria del mérito y heroísmo.

El honor no solo por encima del egoísmo sino incluso de la superestructura jurídica obtenía el reconocimiento público y con ello la fama el prestigio y la gloria
Hoy, el honor, asociado a otros derechos, se vale de la justicia para su protección jurídica en las distintas legislaciones nacionales como en la Declaración Universal de los Derechos Humanos

El honor se suele confundir con la honra y la honradez, Pues no hay honor sin honra ni honra sin honradez.

La constitución Española de 1978 elimina y prohíbe los tribunales de honor en la administración civil y los organizaciones profesionales, salvo en el militar, aunque conserva su validez ante el derecho a la imagen,

El honor, se mantenía cumpliendo una serie de deberes y normas establecidas, que en caso contrario, se perdía. Llevado al extremo, como en el siglo XIX con los duelos, se desacredita a si mismo,
Como todas las buenas cosas, en exceso dejan de serlo.

Por desgracia en la actualidad, se ridiculiza el honor como algo caduco y estrambótico, que permite puestos honoríficos sin honra y o honradez, incluso utilizándose para la preservación de la imagen, que en casos, solo es una apariencia.

La sociedad sigue basándose en reglas y costumbres, solo que sin el honor de cumplirlas y de no ser culpables a menos que se demuestre y no por no cumplirlas.

¿Que clase de avance social es la disolución de tal virtud?
Publicar un comentario