lunes, 29 de julio de 2013

La pasividad Española

Nos viene de antiguo linaje esta pasividad. Es más, nuestra colaboración ante el enemigo invasor. Nos hemos dejado hacer por todo aquel que ha pasado por nuestras tierras, garrota en mano. Romanos, Moros, franceses... ahora el PP. contando con nuestra traición a los propios y ser mas papistas que el Papa con el nuevo rey de bastos, al menos hasta que no surja una nueva moda a la que se apuntarán todos a una.

Con la decadencia del Psoe, van y se creen las falsas promesas del nuevo dictador de turno y le conceden el voto, entendiendo que era en aquellos términos.

Muy lejos de servir al pueblo, es hacer justo lo contrario para lo que se le puso allí, de ahí la apelación de dictador, más cercana que otra definición. 
Lo de ayudarnos a perder el peso de nuestras pertenencias en favor de intereses extranjeros, difiere poco a lo de enemigo invasor.

Hierve la sangre cuando el presidente dice que el pueblo le ha votado para hacer lo que el crea conveniente

La justicia está seriamente comprometida con la política (pregunten a Garzón y a otros) y la ley de transparencia tiene lindezas como que no se podrá inahibiliar ni cesar a los que no la cumplan.

¿Se les ocurre otro motivo para ocultar las cuentas del erario público que no sea para otra cosa que hacer un uso, cuanto menos, contrario al deseo del pueblo?

Mientras esgrimen la patética decisión de haberles votado, Son ciegos y sordos a lo que pasa en las calles, a los millones de firmas recogidas para su cese, al clamor del pueblo contra los corruptos, los eres, las privatizaciones y el dominio de los bancos con sus hipotecas sus preferentes y el desigual equilibrio en el contrato tomador-prestatario.

Espero que nos hagamos más exigentes a la hora de conceder el voto y ser menos tolerantes con los desmanes de quienes solo deben estar a nuestro servicio. Espero también que la memoria no nos falle al término de la actual legislación y se tomen las medidas oportunas contra lo mal hecho y evitar que suceda de nuevo.




Publicar un comentario