lunes, 10 de diciembre de 2012

Pagar los platos rotos

En estos momentos de austeridad, se ha de invertir el dinero en pagar  deudas. Hay que ahorrar unos eurillos de ese café que no tomaremos o dejando de salir de cañas.

España está en deuda y alguien tiene que pagar los platos rotos.

Tenemos que pagar el haber permitido enriquecerse con la especulación. El dinero desaparecido de los diferentes agujeros en los bolsillos del gobierno y de las ganancias que no van a obtener las empresas de los eres.

No podemos contar con los impuestos no pagados de las grandes fortunas, ni el de las grandes empresas como Microsoft, Apple, Google y tantos otros que utilizan los agujeros legales para colar los impuestos de modo "legal"

Hemos de pagar el rescate de los bancos, que utilizan los paraisos fiscales y los desaucios sumados a la deuda de los desauciados.

Es un buen momento para ponerse a dieta y cambiar el bocadillo de mortadela por un sano ayuno

Dicen que el ayuno agudiza el ingenio. Quizá así resolvamos el porque permitimos que todos se salgan de rositas mientras nosotros, pagamos por ello. Que los políticos creen sus taifas con leyes que protegen sus intereses y el de sus amigos a cargo, como no, de los de siempre.
Publicar un comentario