lunes, 5 de diciembre de 2011

Jaque al ajedrez

Vivimos en un mundo competitivo, depredador y totalmente estúpido.
Quienes manejan el mundo, unos pocos, lo saben y no compiten entre ellos, se asocian.

La competitividad es solo un arma mas, para oprimir, para obligarle a sacar el máximo que suele ir junto con lo peor de nosotros.

Competimos contra todo, por tener el mejor puesto, a cualquier coste que pagará otros semejante.
En lugar de pensar que podemos llegar a la meta juntos, sin tener que pisar a nadie ni quitarle el pan de la boca.

Suele ensalzarse el ajedrez como algo muy racional. El juego transcurre en un campo de batalla y se trata de vencer, derrotar al adversario.
Sáquele mejor partido al cerebro que auto satisfacerse venciendo a otro. Nada puede superar a vencerse a uno mismo.

Han trascurrido miles de años y no hemos aprendido que en ninguna guerra hay vencedores. Solo muertes y penurias.

Lo mejor de la guerra es... que no suceda nunca mas.


Publicar un comentario