domingo, 7 de noviembre de 2010

La máquina

Bajo una base, aprendida por la escuela, las doctrinas y la copia del uso social de nuestro entorno, creemos vivir una vida que solo es aparentemente real.

Eres adoctrinado por la iglesia que te toque por nacimiento y tradición familiar, recién nacido.Totalmente un libro en blanco en el que los primeros en escribir son otros.

Al carecer de conocimientos, la opinión propia se basa sobre las bases establecidas que das por correctas sin dudar, ya que también procede de nuestros padres que junto a la leche materna nos transmiten toda su ternura, conocimientos y también sus defectos y errores.

Así que seguimos un camino prefijado, suprimidas en tus enseñanzas precisamente lo más básico. Estudiar, buscar novia, trabajar, casarte, jubilarse y morir, pasando por esta vida como un grano de arena en la playa ignorando a todos los demás granos. Incluso los más ilusos pueden creer que son diferentes a los demás.


¿Sabias a que querías estudiar y dedicar?
¿Sabias como escoger a tu pareja y lo que supone?
¿sabias que comprar aquel coche, aquella casa y todas aquellas cosas, te atornilló en el engranaje al que estaba predestinado?
Ni siquiera conoces como funciona tu propio cuerpo.

La democracia te permite elegir entre blanco, rojo,azul y negro, pero elijas la opción que elijas todos harán una acción similar con sutiles diferencias, unos destinaran grandes partidas según lo que sugiera su "ideal" político, ayudarán a los de siempre y obtendrán ciertos beneficios, de las contratas, favores a colaboradores...
Cierto es que alguno de los integrantes pueden tener las mejores intenciones, pero es cuando descubren que pueden perder el puesto por hacer o deshacer algo que sea lo conveniente para "el partido" deben claudicar, porque al fin y al cabo están dentro de la misma rueda que nos ata a todos.

No me extraña que fuese Andalucía, donde la gente creaba movimientos mas o menos organizados y donde se sublevaron, todos a una con grandes bajas personales en favor de un bien común. Cuna de la primera constitución, Limitando el poder de los señoritos al que pertenecían sus vidas.
Viviendo en la mas absoluta pobreza, no tenían nada que perder, puesto que sus vidas tampoco las controlaban ellos mismos.


El mecanismo de seudo bienestar impide llegar a ese límite para que las pocas familias que gobiernan el mundo, sigan siendo alimentadas por el trabajo de billones de personas.

Bajo el conocido dicho de "uno solo no puede cambiar a todo el mundo", cierto, pero algunas personas han supuesto una mejora para la humanidad

También encierra su defecto, según un dicho árabe,
la maquinaria de un reloj es perfecta pero basta un simple grano de arena para detenerlo.

El viaje más largo es el profundizar en nosotros mismos, si temes hacerlo es que temes lo que vas a descubrir, pero si lo recorres te darás cuenta de cuanto mal y cuanto bien has echo, y reconocerás lo que realmente tiene un sentido válido.

Se que estoy loco, porque ser cuerdo en un mundo loco, es una locura.

Doy las gracias a un amigo que ha echo el viaje y empieza a volverse loco como yo.
Puesto que no tengo su permiso (ni se lo he pedido) no voy a nombrarlo .Me complace tanto descubrir un Humano, aunque sea en ciernes, que alegrarme de no estar solo en el extraño mundo de los homínidos.

La primera intención de este blog es el despertar conciencias y si es posible, convertirlo en un foro de debate donde hallar soluciones lógicas y progresivas, que formen una comunidad capaz de llegar a acuerdos que fomenten los ideales de igualdad, transparencia universal y la convivencia racional en el entorno.

Yo solo tengo una idea, pero es necesario encontrar, otros locos en esta sociedad en todos los campos. Cultura, política. medicina, economistas, artistas, escritores ...cada aporte con un único fin y ninguno basado en fines personales, enmendar nuestros errores y facilitar un mundo libre, sostenible y partícipe de la naturaleza, pues no somos la cúspide de la creación, sino un eslabón de la cadena con capacidad de mejorarla o destruirla.

Ayúdanos, ayúdate
Publicar un comentario