miércoles, 14 de julio de 2010

Tolerancia y civismo

Está de moda ser tolerante.
Parece como si  intolerante fuese un insulto, pero no siempre es tan negativo como parece.

La tolerancia mal entendida, hace del incívico un rey déspota que se adueña de derechos ajenos avasallando a los demás.

Se olvidaron que estamos en una sociedad compleja que precisa de unas normas para la mejor convivencia posible.

¿Piensan los responsables de educación que la responsabilidad es únicamente de los padres?
Los padres trabajan ambos con horarios para nada compatibles con la vida familiar y en las que cada vez más desaparece la figura de los abuelos de ellas.
Los padres a su vez, esperaban que los educadores educaran.

Por supuesto que son las dos partes los responsables de esta tarea imprescindible.

De poco sirve dar una educación a los hijos cuando la mayor parte del tiempo están en el colegio o con sus amigos. Encuentran en las buenas maneras, un motivo diferenciador y exclusivista y tienden a buscar el reconocimiento social, por perverso que este sea.

Bussiness is bussiness. nada es lo que parece. todo es comercio y por exceso de tolerancia, todo vale.

Las empresas venden, sobre todo humo. Nada está pensado para el usuario, ni por un bien común ni nada parecido. Tú dinero es su prioridad, no tu. ¿Todo vale?

Las nuevas empresas políticas deciden por todos pero solo son beneficiados, ámpliamente, una pequeña parte de la población.

¿A quien vamos a pedir responsabilidades? ¿Debemos aceptar que sencillamente las cosas son así?

Para nada, no es así,  ¡lo hemos hecho así!, entre todos. unos pocos manejando a muchos sin suficiente decencia y otros siendo felizmente manejados sin ofrecer resistencia.

¿Estamos esperando que alguien nos solucione los problemas?

Sé tolerante con el recién llegado. Acógelo como quisieras ser acogido. Colabora en la formación -activa o pasivamente- ayudándoles realmente a insertarse en la comunidad, dándole a conocer nuestras reglas sociales. De otro modo podría actuar de manera incívica sin saberlo puesto que en la sociedad de la que procede puede ser licito.
Acepta lo culturalmente relevante y añádelo a tu bagaje y ayuda a indicarle lo que por experiencia es conflictivo en tu comunidad puesto que de la que procede puede ser una costumbre aceptada.
Sed tolerantes con quienes aprenden, mientras lo hacen.

Sed intolerantes ante los desmanes que atentan contra el civismo, la dignidad, la calidad de vida  o la integridad física.
No ser permisivos con el incívico por una educación mal entendida, por una tolerancia equívoca, ni por desidia.

Tu solo no puedes hacer mucho, pero eso no significa que no sirva para nada.
Tu "poco" y mi "poco" añadido a las personas consciente de estos hechos, se aglutinarán y ayudará a despertar a los indolentes
Quedarán señaladas las personas o entidades que colaboren en mantener las cosas así, mostrando su verdadera faz egoísta, su falta de humanidad y moral.

Puedes creer que es una utopía o puedes hacer algo para que la realidad no sigan siendo así.
Yo ya he decidido. Ahora decides tu.
Publicar un comentario