sábado, 14 de marzo de 2015

¿ Competencia o competente ?


La interpretación de competencia nada tiene que ver entre lo que es y lo que se hace comúnmente.

No siempre el que más hace es competente. Muy común en el mundo de la venta, donde no prima las bases de veracidad y satisfacción del cliente, premiada muchas veces por las empresas de tan baja moral como el mal vendedor.

Asimismo, en la política, nos encontramos con una incompetencia hacia el objetivo del cargo y la misma competitividad que el mal vendedor.

Un mundo sostenible no va a llegar en una carrera por ser el primero, sino en una cadena que lleve todos sus eslabones en la misma dirección y a buen término.

La cadena será tan fuerte como su eslabón más débil, por eso una descompensación grande entre un eslabón y otro producirá la ruptura.

El equilibrio es, la mejor opción. 

¿Volverá a comprar a un vendedor/político que le ha mentido?
¿Volverá a comprar una marca/partido que le ha decepcionado?

Es más necesario saber elegir, que dejarse convencer por cualquiera.

Hemos olvidado que debemos exigir, que el producto/promesas cumplan con lo que aceptamos

Nunca crea a un mentiroso. Equivocarse es humano, pero llevar premeditadamente al equívoco no tiene ese calificativo.
Publicar un comentario