domingo, 14 de abril de 2013

La Tierra: Un ser vivo pluricelular


Como sucede en nuestro propio organismo, compuesto por diferentes y especializadas células, distintas y sin actividades especialmente comunes si no se ven en conjunto, así sucede en nuestro planeta.

Como un cáncer, que crece desmedido, los humanos podemos matar al huésped en el que vivimos. 

Una de las supuestas cualidades diferenciadoras entre el ser humano y el resto de especies, es la capacidad de raciocinio. No se si será tan poca o inexistente como pretenden hacer creer la de las demás especies, pero la nuestra no parece ayudarnos mucho. Solo tenemos que repasar nuestra propia historia.
Ninguna otra especie ha causado tanto daño al ecosistema como el hombre. Me pregunto que tiene eso de inteligente y que significado tiene el progreso cuando se mira en conjunto.

Otra característica diferenciadora es la capacidad de comunicación, aunque nuestra sordera para escuchar nuestro medio ambiente es tan deficiente como la de escucharse, realmente, unos a otros.

Creo firmemente, que una educación adecuada. fidedigna y universal, es la mejor medicina.

También creo que los humanos apenas estamos en el inicio de nuestra evolución, en espera del salto cualitativo necesario en el que dejaremos de actuar de manera aislada a otra forma más colaborativa y sinérgica.

Espero que ese cambio llegue pronto y remita el cáncer que suponemos, a una simbiosis mas beneficiaria para todos.
Publicar un comentario