miércoles, 16 de febrero de 2011

Hechos son amores y no buenas razones

Todo el mundo sabe que del dicho al hecho, hay un buen trecho
(Hago un paréntesis para enorgullecerme del saber popular de los dichos, pues es una muestra que el pueblo no es tonto, al menos, no todo el)
Hemos pasado de las promesas de los fabricantes que incumplen mintiendo descaradamente, a ser utilizada por la política - Total, nadie se extraña-
Atrás queda aquel, puedo prometer y prometo, del cual se burlaban muchos de quien ha sido uno de los mejores políticos que hemos podido tener, aunque no tuviera mucho margen de movimiento, hizo mucho mas de lo que ningún otro presidente ha hecho, aunque no estuviera del todo de acuerdo con su política, me quitaría el sombrero de tenerlo.

Lo que en realidad queda es una economía rota por los mismos que ahora no quieren subsanarla
Una libertad cada vez mas barata de despido
Mil excusas para hacerse con un ERE
Más familias rotas
y un mundo, nuestra casa, agonizante, sin que esto importe nada a quienes lo maltratan.

Si todos esperamos que alguien de el primer paso, no lo hará nadie o se encontrará solo un paso al frente
¿Verdad señores de los sindicatos?

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar

Cuando sean nuestros últimos momentos, mirémonos las manos a ver cuan llenas o vacías las dejamos.

¿Y tu que haces?

¿ande yo caliente, ríase la gente?
Publicar un comentario